caballos!!!!!!

Este es un trabajo para clase así que ya os puede gustar gentuza jajá jajá ( es coña, ¿vale?) bueno esperamos mi amigo Adil y yo que os mole dejar vuestros comentarios


miércoles, 11 de mayo de 2011

los parasitos de los caballos

Los caballos siempre se encuentran susceptibles a sufrir infestaciones parasitarias, cuando ocurre se efleja inmediatamente en el desempeño del animal, es decir, disminuye la productividad, el desarrollo, la función zootécnica, etcétera. Las consecuencias de una infestación parasitaria están influidas por el ciclo biológico de los parásitos, el grado de infestación, la especie del parásito infectante, la susceptibilidad del organismo infestado, el clima, la zona geográfica, la alimentación, etcétera. Los parásitos afectan a los caballos en sus diferentes etapas de crecimiento y es casi imposible que un caballo se encuentre totalmente libre de éstos, por lo que es importante llevar un control parasitario para disminuir al máximo la carga parasitaria, de no ser así los caballos sufrirán las consecuencias, que pueden ser de gravedad.
Los parásitos intestinales como su nombre lo indica se localizan en las diferentes porciones de éste afectándolas lo que a su vez esto repercute en la apariencia y estado de salud del organismo en general, así como en su desempeño en el trabajo. Algunos parásitos sólo se encuentran en el intestino y permanecen ahí realizando todo su ciclo biológico, otros más presentan migraciones hacia el corazón, el pulmón, el hígado, venas y arterias y otros órganos de importancia. Cada parásito produce diferentes daños dependiendo de su ciclo de vida y de su localización, por ejemplo: unos se alimentan de sangre, otros destruyen a los glóbulos rojos y a los tejidos, algunos causan intoxicaciones, otros más causan alergias, otros producen obstrucciones mecánicas en el intestino y muchos más compiten por los nutrientes de la dieta del caballo, llevándolo a una desnutrición severa.
Otros de los problemas que causan los parásitos dependen del número y especie del parásito, de su localización, del órgano afectado, de la edad y resistencia del huésped, así como la duración de la infestación. Sin embargo, las manifestaciones más comunes que presentan los caballos por sobre carga parasitaria son: anorexia —falta de apetito—, debilidad, baja de peso y desnutrición, retraso en el crecimiento, deshidratación, distensión del abdomen, pobre apariencia física, anemia, gastritis, enteritis, constipaciones, cólicos recurrentes, diarreas, entre otros.
Aplicar cualquier tratamiento debe ser bajo supervisión o realizado por el veterinario, ya que puede resultar contraproducente e inadecuado la aplicación por parte del dueño. Es muy importante tomar en cuenta el espectro y actividad de cada principio activo o medicamento, la edad y etapa del animal a tratar, cualquier restricción de uso aconsejado por el fabricante, la dosificación correcta, así como cualquier consideración del aumento de la dosis recomendada para tratar diversas fases de desarrollo, diferentes especies o tipos de parásitos y el periodo de suspensión del medicamento en caso de ser animales para consumo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada